miércoles, 1 de agosto de 2018

Juveniles de chorlitejo chico en Maello, Ávila

 Es un auténtico placer observar como se va renovando la vida en las distintas especies de fauna, como en este caso, y de flora o en otras manifestaciones de los órdenes naturales.
 Este simpático juvenil de chorlitejo chico -Chararius dubius- es una prueba de ello al disfrutar con sus primeras correrías por el borde de la laguna.
 Este otro juvenil, con plumaje más avanzado, se mostraba más dubitativo y cauto manteniendo una distancia de seguridad apropiada.
 Y con la mirada atenta de uno de los progenitores. Es un buen dato el que se pueda constatar la cría del chorlitejo chico en La Moraña.
 Ya en marzo de este año pude fotografiar a alguno de los ejemplares adultos que recalaban en la laguna al inicio de la primavera.
 Mostraban, entonces, los juegos propios prenupciales y característicos de esta especie...
 ... aprovechando sin duda la buena temporada de lluvia y de recarga de este humedal que ya se advertía como excepcional.
 Y así ha sido, pues podemos comprobar como aún mantiene una interesante lámina de agua que proporciona todas estas vivencia y observaciones. La laguna de San Bartolomé se encuentra hacia el este del término municipal de Maello. Se la puede localizar con facilidad al encontrarse encajonada entre la nacional VI y la AP-6 en una cuña del propio municipio abulense entre las localidades segovianas de Villacastín y Labajos.
 La bisoñez del chorlitejo dejaba ver un natural comportamiento más atrevido por su cercanía.
También pude comprobar la presencia de varios ejemplares de andarríos chico -Actitis hypoleucos- todos ellos adultos y por lo tanto en paso post nupcial hacia quién sabe dónde....
 Se podían observar numerosos grupos activos de abejas libando sobre esta piedra...
 ... o sobre la vegetación acuática que va evolucionando según avanza el estío.
 Algunas manifestaciones de flora asociada a estos espacios encharcados...
 ... que se van adaptando e incluso algunas ranas verdes o común -Rana perezi-
 Seguiremos observando para poder comprobar como evolucionan estos espacios, pequeños e interesantes a la vez, en la gran llanura cerealista de las penillanuras al sur del río Duero. Espacios sin ningún tipo de protección que a lo largo del año albergan diferentes especies sedentarias o en el paso que corresponda y que dan calidad a la biodiversidad de estos parajes rurales que a su vez son paisajes naturales comunitarios y patrimoniales.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS ABULENSES
Imagen: V.Coello

No hay comentarios: