sábado, 16 de julio de 2016

El Parque Fluvial del río Arevalillo

De Paseo a Parque Fluvial del río Arevalillo
Una vez concluida la fase inicial de recuperar, para el tránsito peatonal normalizado, el espacio que se ha venido a denominar como Paseo Fluvial del río Arevalillo, conviene iniciar otras acciones de interés público. La buena acogida por parte de la ciudadanía de Arévalo y sabemos que también de la comarca, nos empuja a ampliar el espacio y los motivos que creemos necesarios para dotarlo de una protección administrativa lo más eficaz posible. La actual senda de este paseo tiene una longitud total de unos 1.500 metros entre sus puntos de inicio que pueden ser la Avenida del Castillo o las inmediaciones del puente de los Lobos y tomando como referencia media una anchura de 10 metros estaríamos ante una superficie aproximada a los 15.000 m2 o hectárea y media. Cabe destacar, de nuevo, los valores ambientales de este espacio, el paisaje de pequeño valle que ha ido formando el propio río Arevalillo y las distintas manifestaciones o doseles arbóreos y arbustivos que van tapizando los distintos tramos recuperados. Otros valores singulares para destacar sería la flora vascular presente, las especies de avifauna que nos proporcionan sonidos agradables y la frescura del ambiente sobre todo en las tardes más calurosas.
Conviene recuperar el espíritu inicial de la idea para que este espacio sea un paseo de verdad donde no se permita el tránsito de vehículos a motor, esté libre de cualquier tipo de residuos y se fomente el tránsito educado y respetuoso con la flora y la fauna presente en todos sus tramos. Entre todos debemos y podemos hacerlo posible con el fin de que perdure en el tiempo y la inversión económica, fruto de nuestros impuestos, sea positiva.
El río Arevalillo tiene en este tramo unos 1.300 metros de recorrido aguas abajo entre el puente de los Lobos y su fusión con el río Adaja y tomando como referencia una anchura de unos 35 metros estaríamos hablando de una superficie aproximada de 45.500 m2 o de cuatro hectáreas y media. El título de este trabajo, “de paseo a parque fluvial del río Arevalillo”, nos invita a reflexionar en el sentido de que los espacios y las superficies ligadas a ellos (60.500 m2) son susceptibles de ampliarse con las laderas de titularidad municipal que van jalonando el paseo en su vertiente este. Recuperar, adecentar y repoblar estas laderas puede y debe ser un reto, en este caso para el Ayuntamiento de Arévalo, y para ello tendrá que buscar los recursos humanos y económicos necesarios. La superficie de estas laderas, incluidas las superficies ligadas al propio río y a la senda actual, es de aproximadamente 12 hectáreas, es decir, unos 120.000 m2. Creemos que estas 12 hectáreas bien merecen la denominación como parque: el Parque Fluvial del río Arevalillo. Pero hay más, y será objeto de otro estudio, la incorporación de la superficie contemplada y clasificada correspondiente a la Cañada Leonesa Occidental que jalona estos tramos fluviales en su vertiente oeste.
El P.G.O.U. (Plan General de Ordenación Urbana), contempla estos espacios como Suelo No Urbanizable de Especial Protección S.N.U.E.P. y articula propuestas interesantes ante las cuales el actual equipo de gobierno debe saber posicionarse de manera positiva, esperemos. Facilitar una implicación emocional y constructiva así como de interrelación entre los habitantes de Arévalo y su entorno medioambiental más próximo es tarea de gobernantes con altura de miras, poner palos en las ruedas retrata a sus autores.
 Más de 120.000 m2 de superficie ambiental merecen este y más esfuerzos. Convirtamos el Paseo Fluvial en el Parque Fluvial del río Arevalillo y habremos dado un salto cualitativo y cuantitativo en la mejora y uso racional de nuestro Entorno o Paisaje Natural.

Galérida Ornitólogos, Grupo de Estudios Ambientales de La Moraña y Tierra de Arévalo / imagen "La Alhóndiga"

viernes, 15 de julio de 2016

El ayuntamiento arrasa la flora vascular del entorno del castillo

Una actuación municipal destruye la población de varias especies amenazadas. Arrasan, mediante desbroce inapropiado, cientos de ejemplares de flora vascular, algunos de ellos protegidos por legislación a través del Catálogo de flora protegida de Castilla y León.
 
El grupo de estudios ambientales de Arévalo “Galérida Ornitólogos” critica y denuncia la destrucción de varias plantas protegidas en las laderas del castillo de Arévalo, por parte de operarios del ayuntamiento de Arévalo dándose la circunstancia que el propio ayuntamiento tiene constancia reiterada de la presencia de estas plantas.
Según miembros de Galérida Ornitólogos, los hechos han tenido lugar los primeros días de julio, en donde una mala e inadecuada actuación de desbroce por parte del personal del ayuntamiento de la localidad, pudiera haber acabado con varios ejemplares e incluso con la población entera de Hohenackeria polyodon Coss. & Durieu. (Declarada como Vulnerable según el catálogo de flora), Hohenackeria exscapa. (STEVEN) KOSO-POL. (Declarada como de Atención Preferente) y Rochelia disperma (L.fil) K. Koch subsp. Disperma. También, informan desde Galérida Ornitólogos, con un buen número de ejemplares de Coronilla scorpioides (L.) W. D. J. Koch y Adonis flammea Jacq.
La inclusión de estas especies en el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León en el ámbito de “vulnerables” o “de atención preferente”, por ejemplo, es como consecuencia de sus escasas poblaciones y su gran interés científico, lo que conlleva a su protección y por lo tanto prohíbe cualquier tipo de actuación que ponga en peligro su supervivencia, como en este caso, por causa intencionada.
Galérida Ornitólogos recuerda que el pasado día 1 de Febrero 2016, con número 000538, se registró un documento de estudio y propuestas denominado “Flora protegida en áreas de influencia de Corredor Fluvial del rio Adaja: Entorno del Castillo de Arévalo y el Paraje de Cantazorras”, destacando entre otras propuestas la declaración de Microrreserva de Flora Vascular por parte de la Junta de Castilla y León.
El ayuntamiento tiene una asignatura medioambiental pendiente, recuerdan los denunciantes, y exigen de nuevo, al ayuntamiento y al Alcalde de Arévalo, apoyo institucional, el cumplimiento de la legislación vigente y explicaciones por lo sucedido.

miércoles, 13 de julio de 2016

Pasan los meses...

 Hace casi 6 meses que solicitamos al ayuntamiento de Arévalo, en representación de Galérida Ornitólogos, tres cosas bien sencillas. 1.- La retirada de los más de 600 neumáticos existentes en Cantazorras. 2.- Apoyo institucional para que la Junta de Castilla y León declare este espacio singular como Microrreserva de flora vascular. 3.- La limitación de circulación de cualquier tipo de vehículo, incluso BTT, en el paraje. En Cantazorras se ha registrado la presencia de un tipo de malva, la Malvella sherardiana, que sólo se encuentra en este paraje de Arévalo, es decir, sólo tiene una localización dentro del territorio de Castilla y León y creemos que es muy importante.
 Esta planta está catalogada como de “atención preferente” y necesita un plan de manejo para asegurar su conservación. 2 apuntes: el ayuntamiento ni se ha dignado a contestarnos y por el momento todo sigue igual. Es decir, desprecio absoluto…
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/ imagen: V.Coello

viernes, 17 de junio de 2016

Los orígenes del agua que dieron vida y valor al acueducto de Segovia

En el marco de las I Jornadas de Naturaleza y Medio Ambiente, organizadas por la Asociación de Cultura y Patrimonio "La Alhóndiga" de Arévalo, el Grupo de Estudio Ambientales "Galérida Ornitólogos" de La Moraña y Tierra de Arévalo junto a otros colectivos, se encontraba esta salida de campo a los orígenes del agua que daba y da vida a Segovia y propició la construcción del gran Acueducto de Segovia. Este es uno de los relatos posibles.... 
 La captación de aguas que posteriormente se trasladaba hasta el núcleo de la ciudad de Segovia a través del enorme y reconocido acueducto era uno de los objetivos de esta salida de campo.
 Habíamos partido desde el embalse de Puente Alta para ir ascendiendo poco a poco y en algunos tramos en paralelo con el arroyo Frío o de La Acebeda.
 En las primeras horas nos fue acompañando una temperatura agradable y sobre paisaje no caben más palabras según se puede comprobar por las imágenes que se muestran. Llegábamos hasta uno de los puntos de destino: el azud de captación.
 Observamos el decantador de arenas...
 ... para eliminar las primeras impurezas y compuestos pesados del propio agua.
 Otro aspecto que llamaba la atención era la disposición de las piedras de granito, 26, que conforman la estructura básica del azud.
 Estas grapas o llantones de hierro se acompañaban con cuñas de plomo para asegurar su cometido.
 El recorrido se encuentra señalizado con estas características balizas metálicas.
 La toma o azud se encuentra a 1.255 m. de altitud y relativamente cerca de la ciudad de Segovia: 25 km. y al sur del cerro conocido como Cabeza Grande.
 Encontrábamos plantas que por estos territorios morañegos no llegan como es el caso del helecho común -Asplenium adiantum-nigrum L.-gustoso de zonas húmedas y umbrosas.
 Y otras que si podemos encontrarnos por aquí como el majuelo o espino albar -Crataegus monogyna Jacq- y menos exigente en cuantos a condiciones ambientales como la exposición, latitud o altitud, entre otros aspectos culturales.
 Ya en la población de Revenga hicimos almuerzo con breve tertulia con el perfil de la Mujer Muerta al fondo que permitía aventurar otros conceptos alrededor del viaje que nos estaba ocupando.
 Íbamos a la ciudad de Segovia y entre otros objetivos quería encontrar algunos de los ejemplares de chova piquirroja que forman la colonia allí existente.
 La chova piquirroja -Pyrrhocorax pyrrhocorax- mantiene una población interesante y en plena expansión como pudimos comprobar, en este caso en los alrededores del propio acueducto en sus primeros metros.
 Este ejemplar juvenil de chova nos miraba...
 ... y a continuación reclamaba a su progenitor quizás por el calor que ya se hacía sentir y el hambre.
 Los adultos estaban constantemente alertas sobre los vuelos de sus polluelos...
 ... inquietos por otra parte al sentirse con ganas de ir explorando nuevas piedras.
 Finalmente se reunían generando buenas algarabías sonoras que llamaban la atención y facilitaban detectar su presencia.
 Los adultos siempre vigilantes...
 ... y más relajados dejaban que continuáramos descubriendo alguno de los rincones más interesantes del acueducto segoviano.
 En la plaza Díaz Sanz disfrutamos del cambio de rumbo, de casi 90 grados, que forma esta fabulosa infraestructura antes de precipitarse hacia la plaza del Azoguejo...
 ... en este punto se inicia la doble arcada tal y como se puede apreciar en la imagen...
 ... dejando atrás el tramo inicial que progresivamente va ganando altura a lo largo de la calle Almira.
 Abajo, sobre la plaza Artillería, las grajillas -Corvus monedula- sorteaban hasta el tráfico de coches.
 La última etapa del camino era la zona de La Fuencisla desde la cual se puede tener acceso a interesantes entretenimientos, incluso visuales, como la imponente vista del Alcázar de Segovia.
 Nos acercamos hasta la iglesia de la Vera Cruz cuyo estilo arquitectónico se corresponde al empleado en el periodo de transición del románico al gótico...
 ... con planta dodecagonal y rodeada de numerosos misterios que aproximan a los caballeros Templarios a estas latitudes mesetarias.
 En la actualidad son los Caballeros de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, titulada de Rodas y titulada de Malta los encargados de su gestión religiosa.
 Antes de finalizar la jornada recorrimos parte del camino conocido como cuesta de los Hoyos tras superar la confluencia de los ríos Eresma y Clamores.
 Una familia de petirrojos europeos -Erithacus rubecula- hacía las delicias de los paseantes, sobre todo los juveniles siempre más inquietos, y nos permitía recordar el Paseo Fluvial del río Arevalillo y el taller didáctico que realizamos para aprender a diferenciar los distintos árboles presentes, entre otros aspectos, por la forma y color de sus hojas. Los chopos -Populus nigra- acompañaban el sendero y de nuevo, al salir de la foresta, la imagen de esta fortaleza emblemática de Segovia quedaba en la retina como colofón de una salida de campo en la cual disfrutamos y aprendimos mucho.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello
otros enlaces de interés:
 

domingo, 8 de mayo de 2016

I Quedada de pajareros de Castilla y León en Villafáfila

 Ayer sábado participamos en la I quedada de pajareros de Castilla y León en uno de los marcos naturales más importante e interesante de esta Comunidad Castellano y Leonesa. Un lugar importante por su diversidad en cuanto a avifauna se refiere y su conservación: La reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila.
 Hasta casi 100 especies distintas pudieron observarse en esta jornada entre aves y paseriformes. la importancia de estos humedales permanece intacta y habrá que seguir presionando socialmente para garantizar una adecuada conservación.
 Entre otras observaciones me quedo con este juvenil correlimos de Temminck -Calidris temminckii- por la tarde en las lagunillas del propio centro de visitantes.
 Las vistosas avocetas -Recurviristra avosetta-.
 En estas dos imágenes, arriba y abajo, se aprecia otro correlimos de Temminck adulto y a su lado un andarríos chico -Actitis hypoleucos- que sirve para ilustrar la diferencia de tamaño existente.
 Mucha agua, muchos encharcamientos, lo cual dificulta también la localización de las numerosas especies que utilizan estos pagos, y buen ambiente en esta primera experiencia comunitaria que, sin duda, propiciará nuevos encuentros en otros lugares de interés y diversidad. Enhorabuena, para los organizadores zamoranos y gracias por hacernos más que agradable una nueva visita a Villafáfila.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello