domingo, 4 de noviembre de 2018

"Salvemos las riberas al sur del río Duero"

Plataforma ciudadana para la protección de los Ecosistemas
y la Biodiversidad al sur del río Duero
Asistimos, con enorme perplejidad, a la destrucción, el expolio y el uso mercantilista de un patrimonio natural de incalculable valor medioambiental: las riberas y cauces fluviales situados al sur del río Duero.

Preocupados y cada día más alarmados por lo que acontece alrededor de estos espacios ribereños, decidimos poner en marcha esta campaña “Salvemos las riberas al sur del río Duero” con la intención de concienciar a las personas afectadas en el ámbito geográfico de esta cuenca hidrográfica e iniciar actividades que nos permitan tejer un espacio público de comunicación, colaboración y reivindicación para su protección.

Nos encontramos ante un espacio que, a pesar de las medidas administrativas de protección, ineficaces en el día a día, se enfrenta a una carga de impactos negativos para la salud de los ecosistemas y la biodiversidad natural propia y para la salud de los miles de personas que vivimos en los pueblos y ciudades de las provincias de Zamora, Valladolid, Segovia, Salamanca y Ávila. La Junta de Castilla y León tiene atribuida la gestión de los espacios incluidos en la Red Natura 2000 a través de las figuras de protección denominadas como ZEC, zona de especial conservación y anteriormente conocida como LIC, y ZEPA, zona de especial protección para las aves. También existe la REN, red de espacios naturales, el Catálogo de Zonas Húmedas de Interés Especial, el Convenio europeo de protección del Paisaje, Proyectos Life, Lugares de interés geológico de relevancia internacional, Life Med/Wet Rivers, entre otros.

Por su parte la CHD Confederación Hidrográfica del Duero a través del Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, aprueba la revisión de los Planes Hidrológicos, entre otros el de la demarcación del Duero. Teniendo en cuenta el comportamiento termodinámico de estos auténticos corredores de biodiversidad, en el más amplio sentido de la palabra, es por lo que emprendemos este programa de actividades encaminadas a demandar de la CHD una serie de actuaciones tendentes a mitigar el actual proceso de destrucción, así como revertir la orientación en el marco de la gestión del agua pública de la Comunidad.

Es necesario iniciar el programa con una toma de datos, lo más exhaustiva posible, recorriendo física y virtualmente cada cauce fluvial y tomando en consideración aquellos aspectos que a nuestro juicio sean relevantes. El trabajo será en cada una de las cuatro provincias que inician este programa. A su vez, conviene detectar todas aquellas actuaciones de aprovechamientos maderables para realizar el seguimiento que permita conocer si se cumplen las disposiciones normativas recogidas en el anexo IV referente a las bandas de protección de los ríos.

Se propone inventariar los principales cauces para conocer el estado real en que se encuentra la vegetación autóctona ribereña a lo largo de los cientos y cientos de kilómetros que jalonan las aguas públicas. Reforestar estos espacios añade un plus de eficacia medioambiental para aminorar la evaporación de agua en los meses estivales, una eficaz recarga de las áreas de conexión con los acuíferos presentes de referencia, así como un complejo entramado de relaciones y trasiego de especies de flora y fauna a través de estos corredores fluviales. Otro aspecto de interés es el mantenimiento de caudales ecológicos en todas las cuencas y la vigilancia real sobre las extracciones fraudulentas. La sociedad debe conocer cómo funcionan estos ecosistemas fluviales y la variada colección de beneficios que reportan al medio ambiente incluida la labor de efecto de sumidero de CO2. Cabe mencionar que estos últimos aspectos pueden ser más relevantes aun teniendo en cuenta la creación de puestos de trabajo como la propia dinámica comercial que conlleva.

Hablamos de los cauces fluviales de los ríos Águeda, Huebra, Tormes, Zapardiel, Arevalillo, Adaja, Voltoya, Eresma, Cega y Duratón, entre otros. Estas y otras propuestas pueden recogerse en un documento que servirá como guion para concertar entrevista con la actual Pta. de la CHD en el plazo más breve que sea posible. Los meses de noviembre y diciembre pueden ser un marco real de referencia para el objetivo de toma de datos y elaboración de la estrategia más adecuada.

Finalmente, el diseño de un logo que identifique el programa, así como la elaboración de mensajes directos, trasparentes y con contenido mediático que permitan hacer visible la importancia de querer salvar nuestras riberas y contar con la generosidad del mayor número de personas y asociaciones o colectivos para proponer un marco real de actuación y de calidad alrededor de la cuenca vertebradora y depositaria de innumerables recursos patrimoniales como es el río Duero. 
Celebramos reunión de coordinación e inicio del programa:
 6 de noviembre, martes, a partir de las 17 h.
  Casa del Concejo, plaza del Real. (frente al Ayuntamiento)
Arévalo

miércoles, 24 de octubre de 2018

Grullas relajadas en El Oso

 La climatología benigna de estos días y los recursos tróficos existentes nos permite disfrutar de las grullas -Grus grus grus- sobre todo en momentos de relax como cuando aprovechan para acicalar el plumaje.
 Y así, relajadas, se encontraban las dos grullas juveniles que venimos observando desde el pasado 18 de octubre.
 En la imagen se aprecian las anillas que lleva en las dos tibias formando el código que nos permite identificarla y saber más de este ejemplar...
 ... incluso tuve la fortuna de fotografiarla en vuelo.
 Y este es el otro ejemplar componente de la familia compuesta de dos adultos y dos juveniles.
 No falta trasiego entre la laguna y los campos cercanos desplazándose a la vez que trompetean los adultas y los juveniles emiten suaves silbos de posicionamiento y comunicación.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS ABULENSES/Imagen: V.Coello

lunes, 22 de octubre de 2018

+ grullas en El Oso

 
El mediodía y primeras horas de la tarde, de este pasado domingo 22 de octubre, han resultado de interés tras constatar como va creciendo el número de grullas -Grus grus grus- que utilizan este espacio en el trasiego migratorio.
Adultos y juveniles nacidos este mismo año (estimo que entre el 6-8%) aprovechan para reponer fuerzas tras el largo viaje realizado desde Alemania, mayoritariamente. Además, se encontraba presente la pareja de juveniles anilladas y comentadas en la entrada anterior, e, incluso, en una fotografía de un amigo se llegaba a ver hasta 3 cigüeñas blancas, las primeras de la temporada.
 En torno a 400 ejemplares y no me cabe duda de que serían más en el momento de las últimas luces pero me era imposible alargar la estancia. Se pudo de nuevo observar el ejemplar de elanio común -Elanus caeruleus- que ya ha sido comentado y fotografiado por otros colegas ornitólogos que frecuentan esta laguna de El Oso.
 No sólo se observan grullas por estos parajes. El paso por la Península Ibérica está aumentando con rapidez y prueba de ello son los volúmenes que se manejan ya por la mítica Gallocanta, varios miles, según las últimas noticias.
 Otra especie que a veces se deja ver cercana a la zona de encharcamiento, la avutarda ibérica -Otis tarda- con su espectacular plumaje críptico para la estación en la que nos encontramos.
 O este precioso mosquitero común -Phylloscopus collybita- en el rosal silvestre -Rosa canina- frente al observatorio de arriba que viene siendo un magnífico posadero para paseriformes del momento.
 La laguna contiene poca agua como suele ser habitual por esta época y no tan habitual la presencia diurna de este simpático mamífero, el zorro rojo -Vulpes vulpes- al cual tengo bastante cariño y que es perseguido con gran saña por ignorantes y crueles humanos armados de sinrazón y otros artefactos.
La 1ª, 3ª y 5ª imágenes fueros realizadas por un nuevo amigo que conocí este domingo. Un jovencísimo ornitólogo, Martín se llama, que disfrutó mucho viendo su primer gran bando de grullas y probando la canon Power Shot SX60 HS, cámara con la que habitualmente recreo este blog de imágenes y que gustosamente le cedi para que la disfrutara pues tenía ganas de probarla. Un saludo Martín y para tus padres también.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS ABULENSES/imágenes (2ª, 4ª, 6ª y 7ª) V.Coello

viernes, 19 de octubre de 2018

Grullas en El Oso

 Un año más podemos disfrutar del periplo migratorio de la grulla común -Grus grus grus- que, una vez atravesada media Europa, recala en estos territorios para reponer fuerzas. Este año con sorpresa al observar estos dos ejemplares juveniles y parece que integrantes de una misma familia de origen germano. El primer apunte sobre la presencia de grullas, este año, fue recogido por Chema, editor del blog: https://avesacuaticasdeloso.blogspot.com/ el día 3 de octubre con 3 ejemplares.
 El primer ejemplar porta anillas formando el siguiente código: WBuBu-WBuBk. Una vez enviados los datos a ICORA esta es su información: anillado el 09.07.2018, en Grob Zietheng, Brandenburg. La anterior observación es del 4 de octubre a 1 km del lugar de anillamiento.
 El segundo ejemplar: WBuBu-YRW, lleva la misma información que la anterior, y parece hermana, grulla juvenil. Datos interesantes que vamos registrando en estos últimos años.
 Los clásicos trompeteos ya resuenan por aquí y por otros puntos de la geografía peninsular según vamos compartiendo las observaciones por el creciente número de colegas ornitólogos.
 De hecho y según se ha podido recopilar, desde el año 1977 casi ininterrumpidamente, se viene trabajando en el conteo de las grullas que pasan por estos lares teniendo constancia que desde mucho antes la población local ha ido conviviendo en el tiempo con estas especies y otras sin darle mayor importancia. 
 Hoy en día, sin embargo, el conteo y registro de datos se utiliza para poner en valor este espacio como otros tantos para democratizar la biodiversidad existente y tratar de preservar estos paisajes naturales que han ido evolucionando con la transformación de las actividades agropecuarias.
 Cuesta mucho trabajo reforzar estos vínculos entre el hombre y la tierra y todo lo que existe en el ámbito de influencia y a veces la pérdida de un valor ambiental sucede casi en un descuido por parte de la Administración y de la propia sociedad por desidia. Habrá que estar atento en los próximos meses pues se avecinan cambios que pueden ser de calado.
 En los postes que jalonan el espacio de la laguna esta collalba gris -Oenanthe oenanthe- se mostraba alerta ante los nuevos sonidos que provenían de grandes aves que sobrevolaban el espacio. 
 El último conteo de la tarde ascendía hasta 107 ejemplares de grulla que según se oscurecía se acercaban hasta la zona inundada.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/Imagen: V.Coello

domingo, 9 de septiembre de 2018

Moritos por La Moraña, Ávila

 Que interesantes son los pasos postnupciales en los cuales nos encontramos inmersos y vaya que lo aprovechamos y disfrutamos.
 Estos días tenemos la oportunidad de chequear algunas de las zonas húmedas dispersas por esta comarca y otras, con buenos resultados. Por ejemplo, la observación de un par de docenas de ejemplares de morito común -Plegadis falcinellus- en la laguna de San Bartolomé, Maello.
 El nivel de contacto en red, entre varios ornitólogos locales, nos permite observar como se desplazan de unos humedales a otros para satisfacer las necesidades tróficas. Las nuevas tecnologías y la incorporación de nuevas personas elevan la calidad del estudio y seguimiento de estas y otras especies.
 Cabe mencionar de nuevo la necesidad de proteger de manera más eficaz esta red de humedales y fomentar la concienciación en clave de conservación de la biodiversidad a veces efímera y sensible.
 La biodiversidad de especies constituye todo un patrimonio ambiental de todos los ciudadanos y en ese marco de referencia seguiremos demandando responsabilidad administrativa. Especies como el andarríos chico -Actitis hypoleucos- o el chorlitejo chico -Charadrius dubius-, por poner un ejemplo gráfico, no pueden por si solas. Pensemos en global y actuemos localmente.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS ABULENSES/Imagen: V.Coello