domingo, 15 de noviembre de 2009

FAUNA DE LA UNIVERSIDAD

GALLINETA COMÚN –Gallinula chloropus-
La llegada de los meses frescos, renueva el interés por visitar los enclaves húmedos que tenemos más cercanos. Aunque esta especie se encuentra, de manera permanente, en nuestros territorios de campeo y observación, resulta atractiva y curiosa de observar y animamos, una vez más, a todos los aficionados al arte de la observación de la fauna a que disfrutéis de unas buenas jornadas de campo, a base de respeto y tranquilidad.
típica observación, de la gallineta, cerca de la vegetación
También conocida como polla de agua(ver), es una especie asociada a todo tipo de zonas húmedas. Independientemente de su origen y extensión prefiere, por su carácter escondidizo, lugares con vegetación palustre. En el Territorio de la Universidad de la Tierra de Arévalo se encuentra asociada tanto a los cauces fluviales como a aquellos lugares donde se mantiene la humedad suficiente para su subsistencia. Se encuentra muy favorecida por la eutrofización y contaminación de las aguas.
referencia, con los ánades reales, para diferenciar su tamaño
33 cm y de coloración parduzca y negra, con el pico, muy llamativo, de color rojo y punta amarillenta. También la franja lateral blanca en el costado es típica y fácil de observar así como la costumbre de llevar la cola a menudo levantada. Es sedentaria y la tarea de la construcción del nido es realizada por ambos sexos, éste, consiste en una plataforma de plantas acuáticas secas, normalmente cerca del agua. Su carácter, como ya comentábamos, escondidizo, la lleva a ocultarse rápidamente entre la vegetación y su actividad suele ser más bien crepuscular y nocturna. La gallineta es una especie omnívora, alimentándose de hierbas acuáticas, gusanos, babosas, insectos, anfibios y pequeños peces.

detalle de la banda lateral y de las patas
Su vuelo es raso, colgando sus patas hacia atrás, y el despegue resulta aparentemente dificultoso. Sus largas patas y sus largos dedos le permiten andar incluso por encima de los juncales y carrizales.
La proliferación de zonas húmedas con la llegada del invierno, en caso de que existan precipitaciones, permite una mayor distribución de las gallinetas, por los numerosos lavajos que se van formando y que mantienen junqueras, carrizos o espadañas para su ocultación, además de los ejemplares que realizan la invernada en la península ibérica procedentes especialmente de Centroeuropa.
(ver imágenes y sonidos)
Galérida Ornitólogos
Fotografía: V. Coello

No hay comentarios: