lunes, 26 de abril de 2010

FLORA DE LA UNIVERSIDAD

DIENTE DE LEÓN –Taraxacum officinale Weber-
Familia Compositae (ver)


Hemicriptófito muy extendido por los Territorios Naturales de la Universidad de la Tierra de Arévalo y de la Península Ibérica, sobre prados, bordes de cultivos, setos y hasta en las inmediaciones de las cunetas. En plena maduración es fácil su identificación por esos característicos frutos dispuestos en forma de molinillos que con un soplo se esparcen por doquier. El diente de león comienza a cultivarse en algunos lugares como verdura. Las rosetas de las variedades cultivadas son mucho más grandes llegando a alcanzar los 50cm de diámetro.
El diente de león (ver), también conocido como achicoria amarga, es una planta perenne muy variable que llega a alcanzar hasta los 40cm con unas hojas basales en roseta profundamente lobuladas de hasta 12cm de longitud, con lóbulos subtriangulares, denticulados en el margen, con peciolos de hasta 3cm. Las flores en capítulos solitarios amarillos sobre largos pedúnculos simples y huecos, provistos de 2 filas de brácteas involucrales, las externas cortas, ensanchadas y revueltas, las internas erectas, largas y más o menos lineales. Todas las flores ligualadas. El fruto en aquenio de color rojo pajizo, con el ápice espinuloso rodeando una zona cónica cilíndrica, provisto de vilano de pelos simples. La floración es amplia en el tiempo, generalmente entre primavera y otoño. (+info)
Es una planta depurativa, indicada para purificar el organismo de elementos tóxicos. Puede actuar en el hígado, riñón y la vesícula biliar, y con su efecto diurético evitar la aparición de piedras en el riñón. También es un tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca de alcohol. Para uso tópico es eficaz para limpiar las impurezas de la piel, acné, urticaria. Estas propiedades son por su contenido de inulina, ácidos fenólicos, sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios en la piel. En algunos periodos de escasez, se ha utilizado como sustituto de la achicoria, que a su vez era sustituto del café. Sus hojas comestibles se han utilizado para ensaladas. Sin confirmarse la existencia de cultivos para este fin. Sin embargo, Font Quer (ver) en su Dioscórides renovado comenta de la existencia de cultivos en León por el látex de la raíz, rico en caucho (sin especificar la especie de Taraxacum de que se tratara). La compañía Amalgamated Bio-food preparará 12 de sus plantas de etanol para la producción de combustible hecho con diente de león. Para lograrlo, mezclarán la flor con gasolina. Los científicos dicen que este sustituto será incluso más eficiente que el etanol, al tiempo que las refinerías de Estados Unidos aseguran que el nuevo producto, llamado dandeleen (por su nombre en inglés: dandelion), estará disponible en las estaciones de servicio a principios de 2009. Es una de las principales especies de flora de interés apícola en las praderas, las abejas visitan sus flores indefectiblemente, entregando muy buena cantidad de néctar y polen. Por sus distribución prácticamente cosmopolita es conocido en todo el mundo por los apicultores.
En medicina popular se llega a hablar de una taraxoterapia en cuanto al uso medicinal de esta planta; en medicina popular el Taraxacum officinale es usado para diversas recetas y composiciones con otros fitoremedios, principalmente como: hepático / biliar, antireumático espasmolítico, anaflogístico, diurético, antidiscrático. En fitoterapia se usa también los principios activos puros mediante infusiones o decoctos, principalmente para inapetencia, indigestión y disturbios hepáticos. En las artes culinarias de países del Mediterráneo es apreciada la ensalada primaveral depurativa hecha ya sea sólo con la hojas de taraxacum o mezclada con otras verduras.
También los pétalos de las flores pueden contribuir a dar sabor y color a ensaladas mixtas. Los botones de las flores son apreciados si se preparan con aceite de oliva. Las flores también se pueden preparar en pastel e incluso fritas (rehogadas). Los tiernos brotes basales se pueden consumir al natural o con aceite de oliva extravirgen o salteados en una padella con ajo (o aún mejor con ajo ursino). En muchas regiones de Europa se preparaba una mermelada de flores de taraxacum.
Fotografía: V. Coello. GALÉRIDA ORNITÓLOGOS

No hay comentarios: