viernes, 23 de julio de 2010

FLORA DE LA UNIVERSIDAD

ACHICORIA SILVESTRE –Cichorium intybus-
Familia
Compositae (ver)

Procede del griego "kikhorion" y su nombre latino significa "planta de enero" o "ensalada de invierno". El poeta latino Horacio, dejó escrito que para fortalecer su cuerpo y su espíritu sólo necesitaba tres cosas: "aceitunas, malvas ligeras y achicorias" (se refería a éstas). Ha sido muy usada en la cocina mediterránea, tanto es así que, los judíos la llamaban "la hierba amarga de hebreos", y según sus creencias, fue Yahvé, o sea su Dios, quien les ordenó comer esta hierba para acompañar al cordero Pascual. Al principio se la recolectaba silvestre para utilizarla como planta medicinal, depurativa, y también como hortaliza, y como tal aparece entre los cultivos de Carlomagno, pero su cultivo con fines alimentarios no se emprendió hasta el siglo XVII. Se cuenta que los germanos de la Edad Media solían hacer “pócimas de amor” de la achicoria rizada, con lo que es lógico añadirlas a los alimentos afrodisíacos.
Las raíces de la achicoria negra, secas y tostadas, han servido como imitación del café, de hecho se las llamó durante mucho tiempo el “café de los pobres”. La achicoria es usada para contrarrestar los efectos de la cafeína, y ayuda con los problemas de la anorexia, ya que sirve para abrir el apetito. Contiene, en crudo, unas 9 Cal/100 gr. la endibia blanca es rica en potasio, calcio y vitamina C. Es altamente digestiva, estimula la secreción biliar, diurética, febrífuga y ligeramente laxante.
Es muy probable que su procedencia sea la región mediterránea. Se encuentra presente en gran parte de la Península Ibérica y de igual modo en el Territorio Natural de la Universidad de la Tierra de Arévalo. Cunetas, barbechos, baldíos así como los bordes de cultivos son los lugares más comunes donde podemos encontrarnos a la achicoria silvestre (ver).
Es un hemicriptófito –planta herbácea con yemas de renuevo a ras del sustrato- de hasta 80cm de altura. Planta algo vellosa y provista de una gruesa raíz. Los tallos son verdes, erectos, duros y angulosos, con escasas hojas y ramificaciones en ramillas finas, patentes terminadas en punta y provistas de látex. Las hojas suelen ser escasas, las basales profundamente pinnadas y las superiores lanceoladas, con margen entero o laxamente dentado. Flores azules en capítulos de 2-4cm de diámetro. 5 estambres soldados al tubo de la corola y el fruto con vilano reducido a escamas. La floración se presenta entre los meses de junio y octubre. En cocina se emplea como la espinaca o la lechuga. Cruda, se sirve en ensalada, aliñada con una vinagreta. Resulta interesante cuando se la combina con otras hortalizas, combinación que mejora tanto el sabor como el aporte nutricional. Le sientan especialmente bien el ajo, los picatostes y el tocino frito. Combina excelentemente en ensaladas con patata, avellanas o judías verdes, nueces y pasas. Fotografía: V. Coello / GALÉRIDA ORNITÓLOGOS

No hay comentarios: