lunes, 18 de octubre de 2010

GESTIÓN DE RESIDUOS

El depósito de inertes de Tierras de Moraña se ubicará en Fontiveros
A la espera de obtener la licencia medio ambiental, el consistorio fontivereño ya ha cedido a la mancomunidad el terreno en el que se ubicará la planta transformadora y clasificadora
Maxi López Huerta.Estela Carretero / Ávila
El futuro depósito de inertes de la Mancomunidad Tierras de Moraña se ubicará finalmente en la localidad de Fontiveros, atendiendo con esta ubicación a las recomendaciones que en su día realizó la Junta de Castilla y León que apuntaban tanto esta localidad como la de Mirueña de los Infanzones como los emplazamientos más favorables para esta planta de transferencia de residuos inertes debido a su óptima situación geográfica con respecto al más de medio centenar de municipios que componen esta mancomunidad.
Teniendo en cuenta las recomendaciones emitidas por la Junta de Castilla y León, finalmente será Fontiveros la localidad que acoja esta planta de transferencia de clasificación y gestión de residuos de inertes que se emplazará en el paraje conocido como Prao Ayuso, una parcela de propiedad municipal cuya titularidad será cedida por el Ayuntamiento de Fontiveros a la mancomunidad para que este proyecto pueda ejecutarse. De hecho, tal y como confirma la alcaldesa de Fontiveros, María del Carmen Calleja, el consistorio ya ha iniciado los trámites para la cesión gratuita a la mancomunidad de una parte de esta parcela que «habrá que segregar porque estará compartida con la estación de tratamiento de aguas residuales del municipio, cuyas obras están a punto de finalizar».
Una vez elegido el emplazamiento del futuro depósito de residuos inertes, el siguiente paso de este proyecto, como señala el alcalde de Cantiveros y presidente de la mancomunidad, Claudino García, es obtener la licencia medio ambiental que confirme que el terreno elegido es apto para albergar esta planta de clasificación y gestión de inertes que, según García, «daría respuesta a una necesidad muy demandada por los 59 municipios que integran esta mancomunidad porque «hasta ahora resulta muy complicado y caro el traslado de residuos a otros centros de tratamiento de la provincia».
Aunque aún no hay plazos para su ejecución, lo cierto es que desde la mancomunidad Tierras de Moraña esperan contar con la autorización medio ambiental antes de que finalice este mes para, a partir de ese momento, desarrollar el proyecto y adjudicar la obra. Con este depósito de inertes, que será gestionado por una empresa privada, se pondrá fin a los problemas que hasta ahora tenían muchos municipios de la zona a la hora de gestionar materiales de obra, restos de demoliciones y otros residuos inertes, pues, como recordaban desde la mancomunidad hace algunos meses, «el lugar en el que muchos municipios depositaban dichos materiales no cumplía con la normativa aplicable, ni estaban en situación de legalidad, una situación que, aseguraban, «en numerosas ocasiones ha provocado denuncias a los propios consistorios». +info

No hay comentarios: