jueves, 24 de febrero de 2011

MICROTUS ARVALIS -Topillo campesino-

Los agricultores de la Moraña alertan de un incremento de la población de topillos
Aunque afortunadamente aún no se puede hablar de plaga, agricultores de varias localidades de la Moraña, especialmente de la zona entre Fontiveros y Madrigal de las Altas Torres, han alertado del incremento de la población de topillos en los últimos días.
Roberto Sáez, vicesecretario provincial de UPA-Ávila, ha destacado que los agricultores que detecten en sus parcelas una elevada presencia de topillos deben ponerse en contacto con la delegación territorial de Agricultura de la Junta de Castilla y León, para que se pongan en marcha los protocolos previstos y técnicos de la Consejería visiten las fincas afectadas por si es necesario tomar medidas preventivas de control. Cabe recordar que tras la terrible plaga del año 2007, que causó graves daños en la comarca, la última vez que se alertó de un incremento de la población de topillos fue en julio de 2009. Entonces, tras las denuncias de varias organizaciones agrarias, desde la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta se aseguraba que la actividad de los topillos se encontraba dentro de los parámetros normales, matizando que el operativo de vigilancia contra los topillos que se estableció en la Comunidad había analizado la población de los roedores en 16 municipios. En cuatro de ellos no registró actividad, mientras que en los 12 restantes las cifras se situaban en cinco topillos por hectárea, lo cual «no requiere ningún tipo de actuación».
Ese mismo año también volvió a registrarse un notable incremento de topillos en la provincia de Palencia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

A mí me da que son los propios agricultores los que echan a los topiratones, el caso es pillar pasta por todo.