domingo, 4 de septiembre de 2011

AVUTARDAS y los Tendidos Eléctricos

 Da la impresión, por las observaciones realizadas recientemente, que a la vez que va finalizando la época estival las avutardas fueran reagrupándose. Son impresiones.
 La avutarda -Otis tarda- es una de las especies de aves más importante a la hora de declarar la ZEPA -zona de especial protección para las aves- Tierra de Campiñas. Con una extensión de 139445 ha se constituye en el área más extenso de Europa con protección dentro de la red Natura 2000. Distribuida entre las provincias de Valladolid, Ávila y Salamanca, alberga una población de avutarda cuyo valor global es excelente. La población reproductora de Avutarda (Otis tarda), con 2195 aves, tiene importancia a nivel regional (supone el 22% de la población total de Castilla y León), nacional (14% de la población española) e internacional.
Entre los aspectos que pueden ocasionar situaciones de vulnerabilidad, para esta especie, se encuentran los numerosos tendidos eléctricos que proliferan en parajes donde la presencia de la avutarda es prácticamente cotidiana como área de campeo y nidificación. Se han realizado campañas para intentar sensibilizar a la Administración de Castilla y León, habiéndose observado la desaparición de cientos de aves rapaces electrocutadas o por colisión, como suele ocurrir con la avutarda. Salvo contadas actuaciones, la tónica general es una falta de responsabilidad administrativa con el Medio Ambiente en general y con estos espacios y especies en particular.
Parajes de Las Adoberas, Las Muelas y La Matilla, pertenecientes a los términos municipales, incluidos en la ZEPA, de Barromán -813 ha 41%-, Castellanos de Zapardiel -1269 ha 100%- y Villanueva del Aceral -579 ha 33%-
septiembre de 2011 GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/fotoCoello

No hay comentarios: