martes, 27 de diciembre de 2011

CORMORÁN GRANDE en ALBA

 Viendo una de las entradas recientes de uno de los blogs que sigo: http://elornitoblog.blogspot.com/ decidí acercarme hasta Alba de Tormes este lunes. La zona y el propio espacio urbano resultan interesantes y sin duda atractivos para regresar en más ocasiones. Sin despegarme de la piscifactoría pude observar, entre otras aves, esta colonia de cormoranes grandes -Phalacrocorax carbo-. Son inconfundibles por el tamaño, las poses, el vuelo y por el plumaje a través del cual podemos reconocer hasta 4 tipos de edad en plumaje de invierno. En la imagen podemos reconocer al cormorán juvenil por sus partes inferiores predominantemente blancas. También observamos el ejemplar de 2º año de otoño con el vientre densamente moteado debido a la aparición de plumaje de subadulto y el ejemplar adulto con un plumaje uniforme.
 Se agrupan en dormideros, a veces numerosos, normalmente en grandes árboles de orillas o de isletas dentro del cauce. En la imagen aparecen ocupando un ejemplar de aliso -Alnus glutinosa-. Gran buceador y pescador muy efectivo suele ser invernante y migrante común en lugares adecuados como humedales de aguas profundas y ricos en peces, grandes embalses y ríos caudalosos. Podemos observar cormoranes grandes en los Territorios Naturales de La Moraña y Tierra de Arévalo, de manera ocasional ahora. Las charcas del águila, Maello, fue dormidero en épocas pasadas, desplazándose hacia aguas más abundantes y cercanas a Ávila ciudad. También pueden observarse ocasionalmente en la laguna de El Oso que por cierto no reúne ninguna de las características descritas.
Imagen del río Tormes y Alba de Tormes representada por algunos de sus monumentos más significativos. Anátidas, fochas o gaviotas eran algunas de las especies que se podían contemplar desde una de las orillas.
 GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello

1 comentario:

Miguel dijo...

-Para otra vez me avisas y te hago una visita guiada por Alba.

-Buen documento de los cormoranes, los hay a cientos por allí.

Saludos Miguel El Ornitoblog