sábado, 17 de noviembre de 2012

Un día cualquiera, en El Oso

 Interesante mañana observando aves y paseriformes, por ejemplo, estos simpáticos jilgueros europeos -Carduelis carduelis- que a menudo forman bandos después de la cría y que les gusta alimentarse con semillas de cardos.
 Este colitrrojo tizón, inmaduro de primer invierno -Phoenicurus ochruros - parecía un tanto inquieto revoloteando y moviendo la cola rojiza.
 La tarabilla común -Saxicola torquatus - es ya todo un clásico, es decir, resulta fácil y frecuente su observación e identificación.
 Estos días podemos contar la presencia de ánsar común -Anser anser- por centenares en este espacio y tan pronto se mueven por las zonas ya encharcadas como revolotean en las proximidades para pastar y expansionarse.
 Las grullas comunes -Grus grus- que en estos momentos se encuentran de paso, también aprovechan la laguna para proveerse alimento y recuperar fuerzas. Cualquier día alzan el vuelo y se desplazan hacia el suroeste peninsular.
 La entrada de vientos del norte, en días pasados, ha favorecido la abundante presencia en numerosos territorios de la avefría europea -Vanellus vanellus- que, como podemos ver en la imagen, intentan alimentarse de insectos y gusanos entre el rastrojo. Al fondo, ejemplares de grulla común.
Para finalizar esta entrada, una imagen de las primeras cigüeñas blancas -Ciconia ciconia- que se van dando cita de nuevo en la laguna para disdtribuirse más adelante por sus emplazamientos habituales de cría.
El Oso / GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello

No hay comentarios: