sábado, 6 de abril de 2013

 Las abundantes precipitaciones de este año están propiciando que los lavajos de La Moraña tengan un volumen de agua almacenado interesante.
 Algunas especies aprovechan esta posibilidad y procuran establecer sus lugares para la cría en estas zonas húmedas o en parajes próximos.
 El aguilucho lagunero occidental -Circus aeruginosus- está en ello como podemos comprobar a través de las imágenes. Este ejemplar macho adulto aprovecha los escasos rayos de sol para salir a lucir sus plumas. Todo un espectáculo.
 En las proximidades se encuentran las ruinas de este convento. Perteneció a la orden de las Carmelitas Descalzas desde el siglo XVII y el paso de los años ha ido destruyendo lo que fue una bella construcción barroca. El municipio de San Pablo de la Moraleja, en la actualidad perteneciente a la provincia de Valladolid, estuvo integrado en la Tierra de Arévalo

1 comentario:

Juan Miguel Casas Cambero dijo...

Una delicia contar con la presencia del grácil 'lagunero' por tu tierra.
Bienvenida esa agua y ese lagunero, que a ver si pronto encuentra sus pareja.
Un saludo de 'ojoljnce y sra.