viernes, 11 de abril de 2014

avutardas en celo en La Moraña y Tierra de Arévalo

 Resulta más que curioso observar un espectáculo de este tipo. El celo de la avutarda ibérica -Otis tarda- suele ofrecernos imágenes como las que ilustran esta entrada. Abril es el mes de la avutarda y es el mes en el que suelen desplegar todas sus galas, principalmente los ejemplares adultos macho.
 Las hembras, más pasivas, se limitan a observar los primeros escarceos existentes entre los machos antes de iniciarse las ruedas de cortejo. Todo ocurre en las arenas o leks habituales de la reina de la llanura cerealista.
 Los galanteos requieren una fase previa en la cual los machos se disputan la supremacía y el derecho a ser dominantes en ese espacio cercano. Todo un espectáculo para nuestros sentidos al cual asistimos desde la lejanía más prudente.
 Se empujan, se sujetan entre sí agarrándose el cuello con sus picos y desarrollan la fuerza con envites que son respondidos por el otro contrincante.
 Las hembras asisten a la demostración de fuerza del que será probablemente su próximo galán en el pavoneo o cortejo conocido popularmente mediante la expresión "hacer la rueda".
 Finalmente queda uno de los machos como ejemplar dominante, el que ha sido más fuerte en la contienda ...
 ... y con gestos, reclamos y exclamaciones sonoras procura ahuyentar al que fuera su competidor por el harén recién conquistado. Las hembras a escasos metros aprovechan para seguir alimentándose en la llanura. 
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello

No hay comentarios: