sábado, 18 de julio de 2015

el jilguero tranquilo

 Para dar continuidad a la entrada anterior: el inquieto jilguero juvenil, nos situaremos en los instantes previos a la escena ya publicada.
 Se encontraba este meditabundo jilguero europeo -Carduelis carduelis- sobre una mata de cardo estrellado -Centaurea calcitrapa L.- para darse un tiempo de relax.
 Y es probable que por unos instantes recordara el inicio de una oda, la oda a la vida retirada de Fray Luis de León; "Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido; ...". Por cierto, este poeta humanista y religioso agustino, de la escuela salmantina, falleció en una de las villas ilustres de estos territorios naturales de La Moraña y Tierra de Arévalo: Madrigal de las Altas Torres, el 23 de agosto de 1591.
 No sólo se encontraba meditabundo nuestro jilguero protagonista de esta entrada, también y de reojo, observaba a los inquietos juveniles que daban sus primeros vuelos por las matas cercanas de centaurea y otras hierbas.
 La mirada de este jilguero dejaba intuir la resignación del momento por tener que abandonar ese instante de relax. Sabía que debía de atender a los polluelos, enseñarles en sus primeros movimientos y también, aguantar sus ímpetus alados...
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello
en Los Caños, Collado de Contreras, Ávila

No hay comentarios: