miércoles, 8 de octubre de 2008

AMENAZAS PARA LA FAUNA

Tendidos eléctricos: Un peligro para las Aves
La electrocución de las aves es una de las primeras causas de mortalidad en muchas especies de aves, seriamente amenazadas, como el águila imperial o el águila perdicera. Hay 2 maneras en que se puede producir la electrocución según la torreta o poste eléctrico sea de un material u otro.
Poste de metal: en el poste de metal, el ave se electrocuta tocando un sólo conductor ya que el ave se encuentra en contacto con el metal del poste, siendo el metal un buen conductor.
Poste de madera: hoy en día los postes de madera son escasos. Para la electrocución del ave, sería necesario que el ave tocara 2 conductores a la vez, por ejemplo al alzar el vuelo.

Lo primero que hemos de hacer es alzar la vista a lo alto de la torreta o poste. Si observamos aisladores o elementos de tensión por encima del poste, el riesgo de que un ave al posarse los toque es alto, con la consiguiente electrocución.


Se aprecia el aislador por encima de la torreta con su puente de unión, responsable de la mayoría de accidentes

Este tipo de apoyos de aisladores rígidos son muy peligrosos por la fácil accesibilidad de los conductores a las aves.
Búho real electrocutado, en apoyo con aisladores rígidos. Foto: Rafa Torralba.

También sería un apoyo peligroso, como vimos al principio, si el ave puede tocar algún conductor mientras está posado, cuando el poste es metálico. En caso de que el poste fuera de madera debería de tocar 2 conductores para recibir la descarga eléctrica.
Ojo: En días de lluvia o cuando el ave tiene el plumaje mojado, no haría falta llegar a tocar el cable o conductor, ya que se formaría un arco. Por lo tanto, la electrocución depende del tipo y diseño de poste.
Los apoyos en bóveda son muy comunes, aunque más seguros que el resto, también se cobran bajas en las aves

Las grandes líneas de transporte no suponen peligro de electrocución para las aves debido a la separación entre cables. El único peligro que suponen sería la colisión contra los conductores que veremos más adelante.

Halcón peregrino posado en una torreta de una gran línea de transporte, rozando el cable de tierra sin tensión.

Ubicación de postes eléctricos:
La ubicación de los postes es un factor muy importante también de cara a la electrocución. Los postes más peligrosos son los que se encuentran en sitios estratégicos para las aves y que utilizan como oteaderos a la hora de cazar o simplemente para descansar. Estos postes se suelen encontrar en lo alto de valles junto a ríos, en elevaciones de terreno, terrenos despejados de fácil acceso para las aves, sin árboles cercanos, etc. Mucho ojo a estos postes eléctricos.
Modificación de apoyos de apoyos peligrosos:
La modificación de apoyos peligrosos no supone gran coste para las compañías y no resulta una transformación complicada.

Apoyo modificado parcialmente. El puente de la izqda lo vemos por debajo de la torreta, mientras que el de la dcha sigue por encima siendo accesible a la avifauna.

Modificación completa. Se observa que no pasa ningún puente de unión por encima de la cruceta.

Apoyo de fin de línea con puentes de unión al transformador al aire antes de la modificación…

…después de la modificación. Se aprecian los puentes de unión modificados de manera inaccesible para las aves.

Torreta modificada, para lo cual se cambió completamente la “cabeza” a tipo de bóveda.

Puentes de unión aislados con gomas (Foto: SEO-BirdLife)

También se pueden fabricar una serie de disuasores de posada colocados en lo alto de la torreta, impidiendo que las aves se posen o dificultando dicha acción. La realización de estos disuasores es una manera muy económica de evitar accidentes en la avifauna.

Disuasor de posado colocado en torreta con apoyos de tresbolillo. Foto: Rafa Torralba.

Disuasores para cigüeñas blancas. Foto: Miguel Redondo.

Estos disuasores en forma de paraguas invertido impiden a las cigüeñas blancas y otras aves emplazar sus plataformas en las torretas. El problema de estas estructuras es el peligro de quedar ensartadas las aves en las varillas como se ha comprobado en algunas poblaciones extremeñas.

Otro tipo de estructura para evitar emplazamientos de nidos de Cigüeña blanca.

Colisiones contra conductores eléctricos: La colisión de aves contra los conductores eléctricos se suele dar con más asiduidad en aves de cierto tamaño que vuelan en bandada como anátidas, avutardas, etc. Los accidentes se suelen producir con mayor frecuencia en días con visibilidad nula o deficiente, tales como, días de lluvia o de niebla y en las horas del ocaso u orto.

Grulla muerta por colisión en las inmediaciones del dormidero

Milano real con fractura abierta de ala, tras colisionar con un tendido en las inmediaciones de su dormidero invernal.

Con el fin de evitar las colisiones se colocan una serie de dispositivos para hacer visibles los conductores eléctricos en días y horas de baja visibilidad. Estos dispositivos se denominan salvapájaros. Existen diferentes modelos, entre los que se encuentran las cintas de neopreno y las espirales enrolladas en los conductores.

Salvapájaros en forma de espiral.

Cinta de neopreno.

Estos dispositivos anticolisión son muy cuestionados por algunos especialistas, ya que reducen la mortalidad en un porcentaje muy bajo según han demostrado algunos estudios. La solución para evitar bajas, consistiría en señalizar puntos negros conocidos, tendidos próximos a zonas húmedas y de zonas de concentración de aves como dormideros y lugares de querencia por éstas, etc, aunque lo ideal sería el soterramiento y evitar el trazado de líneas en áreas sensibles.
Si localizas algún ave electrocutada o muerta por colisión, no toques el cadáver y avisa a los Agentes Medioambientales de la zona, Seprona de la Guardia Civil o Asociación Ecologista (Seo, Ecologistas en Acción, etc)

Agentes Medioambientales recogiendo un cadáver de avutarda

Este artículo está realizado por Javier García, A. M. A. y naturalista desde bien pequeño. Muchas gracias por la cesión del artículo, es importante divulgar el cuidado y respeto de las aves. Un abrazo.

No hay comentarios: