domingo, 15 de marzo de 2009

FAUNA DE LA UNIVERSIDAD

JABALÍ -Sus scrofa-
Familia Suidae

El Jabalí es el único cerdo salvaje que habita en la península ibérica, con dos subespecies presentes: Sus scrofa beaticus (Thomas, 1912) y la que tenemos presente en nuestro Territorio Natural: Sus scrofa castilianus (Thomas, 1912) (ver), distinguiéndose por el pelaje. Es la especie ancestral de los cerdos domésticos, con los que guarda gran similitud. Este mamífero es difícil de observar, por sus costumbres huidizas. Sin embargo, resulta sencillo detectar su presencia por las características hozaduras que realiza al buscar el alimento y que se asemejan en ocasiones al efecto de un arado.
El aspecto general es el de un animal corpulento. El Jabalí es un mamífero artiodáctilo (ver) de la familia de los suidos (ver), de tamaño medio, posee una cabeza grande y alargada, su cuerpo es rechoncho con las patas cortas. Tiene una longitud de 120 cm, una cola de 20 cm, y una alzada a la cruz de 60-70 cm. El peso es variable, de unos 80 kg los machos a 60 kg las hembras, pudiéndolo superar en ocasiones.
Ejemplar adulto.
Tiene unos ojos muy pequeños y compensa la poca vista con el olfato, tan desarrollado que tiene, permitiéndole buscar alimento bajo tierra como trufas, vegetales e incluso roedores, así como detectar enemigos a larga distancia. Su oído también es muy fino.
Las hembras alcanzan su madurez sexual entre los 10-20 meses, el celo suelen tenerlo entre los meses de noviembre y enero, la gestación dura tres meses y tres semanas, pariendo entre 3 y 6 crías, en una mullida cama de paja que hace la madre.
Las crías nacen con unas características rayas longitudinales, lo que les hace denominar como rayones, que a lo largo de los meses les desaparece tomando un color rojizo, denominados en esta fase como bermejos, hasta adquirir el pelaje negro de adulto.
Adulto seguido de individuos jóvenes o bermejos.
Es omnívoro, es decir, se alimenta de todo aquello que encuentra, como hierbas, raíces, frutos, setas, insectos, aves, roedores, huevos y carroña, llegándose a comer hasta ejemplares de su misma especie que previamente estén muertos.
Habita en cualquier medio natural, siempre que éste se acompañe de una mínima cobertura y tenga agua, necesario para su ecología, por eso abunda en nuestros ríos. El Jabalí es de costumbre sedentaria, aunque por las noches recorre largas distancias.
Es un animal muy sociable que se desplaza en grupos matriarcales, formado por un grupo de 4 ó 5 hembras y sus crías, siendo testigos en nuestro territorio de ver manadas de más de una veintena de ejemplares.
Fotografía de David García
Galérida Ornitólogos

No hay comentarios: