martes, 1 de junio de 2010

FLORA DE LA UNIVERSIDAD

MEJORANA / TOMILLO BLANCO -Thymus mastichina L.-
Familia Labiatae (ver)

Se distribuye por el Mediterráneo occidental. Planta exclusiva -endémica- de la península Ibérica, distribuída sobre todo por el centro y Sur. Muy bien representada en el Territorio Natural de la Universidad de la Tierra de Arévalo principalmente sobre suelos arenosos y sueltos, sobre sustratos ácidos preferentemente en ambiente de lo que fueran carrascales. Los suelos cuaternarios y silíceos del interfluvio que forman los ríos Adaja y Arevalillo y las zonas más o menos arenosas del territorio albergan a esta especie en asociación con matorrales bajos y sotobosque de jarales, maquias y pinares mediterráneos poco densos junto a cantuesos, jaguarcillos o jarillas, retamas y tomillos. Pertenece al género Thymus (ver), que agrupa a las especies de tomillos; dentro de éstos es una de las que posee un olor más alcanforado y mentolado, diferenciándose por tanto del aroma del otro representante local de este género, el tomillo salsero (Thymus zygis subsp. sylvestris); se distingue fácilmente de aquél por su porte más elevado y el aspecto blanquecino de toda la planta -de ahí el nombre de ‘tomillo blanco’-.
La Mejorana de monte o tomillo blanco (ver) es un caméfito de hasta 50cm. Planta olorosa, erecta y ramificada. Ramas cubiertas de numerosos pelos cortos. Hojas opuestas, de hasta 1,5cm, cortamente pecioladas, ovales a elipsoidales y planas, de colores verdes primeros y posteriormente grisáceos. Inflorescencia capitada, terminal y globosa, de 1-2 cm de diámetro, con flores blancas o cremosas. Corola bilabiada, poco más larga que el cáliz, siendo éste muy tomentoso, no bilabiado, con cinco dientes subiguales, algo espinosos, provistos de largos cilios que le dan un aspecto plumoso. Fruto compuesto por cuatro nuececillas, floreciendo entre los meses de mayo y julio.
La mejorana, como otras especies de tomillos, es objeto de cultivo para la obtención de sus esencias, con diversos usos industriales. Posee además numerosas virtudes medicinales, similares a las del tomillo; se tomaba sobre todo en infusión para combatir la tos y los dolores de estómago y vientre.
Como otras muchas labiadas locales ricas en esencias, tiene además probadas cualidades para la curación de heridas, a cuyo efecto se empleaba sobre todo en emplastos, tanto para las personas como para el ganado o los animales domésticos.
Aunque esta es la especie que tradicionalmente ha recibido el nombre de ‘Mejorana’ en el centro y Sur de España, es fácil encontrar en cultivo otra planta que responde al mismo nombre vulgar y técnico, pero con aroma y aspecto diferentes; se trata del Origanum majorana, planta también blancuzca pero de hojas más carnosas y elípticas, con flores dispuestas en cabezuelas cilíndricas y un marcado olor a limón. Se trata realmente de una especie de orégano, proveniente del Mediterráneo Oriental, y cuyo cultivo fue introducido en España hacia la Edad Media.
(+info)
Foto: V. Coello / GALÉRIDA ORNITÓLOGOS

No hay comentarios: