martes, 9 de noviembre de 2010

La Junta estudiará «medidas de control» en los cotos cerrados si hay daños por animales
La falta de lluvias deja sin comida a algunas especies cinegéticas que, los cazadores piensan, se podrían comer las cosechas
En agosto los cazadores de nueve cotos de La Moraña vieron como la veda total les dejaba sin su deporte favorito porque en la zona habían aparecido muertas por el uso de veneno numerosas aves, muchas protegidas y otras, en peligro de extinción. Así lo resolvió la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León pero ahora, con el paso del tiempo y la temporada de caza comenzada, miembros de la Administración y representantes de los cotos han mantenido una reunión de la que ha salido una cosa en claro: si existen animales que ocasionen daños se permitirán «medidas de control», previo estudio desde la Junta.
Desde los cotos, tal y como explicaba el presidente de la Federación de Caza, Emiliano Sastre, recuerdan que aún está por resolver el recurso de alzada que interpusieron contra la resolución, pero mientras tanto están abiertos al diálogo y aseguran que acatan las medidas de la Junta, eso sí haciendo ver que ya ha habido quejas de algunos agricultores que ven peligrar sus cosechas por la proliferación de animales, sobre todo de conejos, y es que como «aún no ha llovido suficiente, no hay hierba en el campo». Recuerdan que los cazadores hacen anualmente frente a los daños, pero ahora con más animales sueltos «sin que haya medidas de presión sobre ellos, los daños pueden ser mayores» y será más complicado paliarlos. Los cazadores quieren más concesiones a una medida que desde la Junta estiman y repiten que «no es una sanción». Concesiones que pasan por intentar elaborar «un plan zonal» ya de cara a 2011 para que, aunque «con restricciones», se permita la caza. Ante la duda de que haya más daños ya han pedido determinados permisos a la Junta a los que ésta deberá dar respuesta «en breves días». En cualquier caso y tras la reunión con la jefa de servicio de Medio Ambiente, Rosa San Segundo, ésta aseguró que fue un encuentro dentro de «la cordialidad, la normalidad y el diálogo».

1 comentario:

el gaitero dijo...

Se debe declarar espacio natural protegido al corredor de los ríos Adaja y Arevalillo. Que la Junta cumpla su propia legislación y que se deje de gaitas.