miércoles, 8 de diciembre de 2010

ARBITRARIEDAD ADMINISTRATIVA

Salió a información pública
Los ecologistas piden no autorizar el campo de golf ya construido
Varias organizaciones ecologistas han alegado, en el período de información pública, ante el Ayuntamiento de Sanchidrián para que “declare la improcedencia a derecho” de la construcción del campo de golf construido en la localidad hace dos años. Argumentan la “irregularidad palpable” del Ayuntamiento por sacar a información pública ahora la construcción del campo, indicando que “la licencia se debe solicitar antes de empezar la obra y no varios años después, según dictan las leyes y el sentido común”. “Se hace antes de saber si es posible que pueda hacerse”, resumen la situación.
La autorización para “el uso excepcional en suelo rústico para la construcción de un campo de golf en la finca La Almarza” apareció a comienzos de noviembre en el Boletín Oficial de Castilla y León. El alcalde de la localidad, Juan Antonio Rivero, y la Junta de Castilla y León, indicaron que se trata de arreglar un defecto de forma originado cuando se autorizó el campo por la anterior corporación municipal.
Legalidad e impacto
Por un lado, las organizaciones que recurren (Asociación Geográfica Ambiental, Centaurea, Plataforma contra la Especulación Urbanística y Ambiental de Candeleda, y CC.OO. de Ávila) exigen a “políticos y representantes de nuestra voluntad popular que no sean cómplices de sus actos contrarios a la legalidad establecida negando la realidad de los hechos”, a la vez que destacan el impacto causado por el campo, ya que “las modificaciones introducidas en ese medio natural tan rico y valioso, no autorizado, también son notorias”. Se refieren a la calidad de las aguas subterráneas, la conservación de especies y hábitats naturales amenazados, y a la ocupación o modificación de zonas de uso público como la vereda pública denominada Calzada de Gallineros o Calzada o Calzadilla de Salamanca», de 20,89 metros de anchura legal, y que en sus cerca de dos milómetros de recorrido por Sanchidrián fue excluida del excluida del proceso de concentración parcelaria, cuando “debería mantener su integridad, según se especifica en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que de forma notoria no se ha respetado”. También alegan que según la declaración de impacto “se trataría de “usos prohibidos” en suelo rústico, e “incompatibles en todo caso con la protección otorgada a la categoría de suelo rústico de que se trate, y que por tanto no puede ser objeto de autorización de uso excepcional en suelo rústico ni obtener licencia urbanística”, de acuerdo al Reglamento de Urbanismo de Castilla y León.
Junto a esto, señalan que afecta a los ecosistemas de la contigua Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Valles del Voltoya y Zorita, al Lugar de Interés Comunitario (LIC) del mismo nombre, a los Planes de Recuperación Regionales de la Cigüeña Negra y del Águila Imperial Ibérica, y también a la fresneda, dado que es un enclave difícil de encontrar en la comarca de la Moraña.

No hay comentarios: