martes, 2 de julio de 2013

colores de temporada

 Estos primeros días del mes de julio hace calor. En esta zona de la Península Ibérica, como en otras, significa que los colores del campo van a ir amarilleando salvo los cultivos de regadío. Otro ciclo más que sin duda hará renovarse con mayor crudeza por los rigores del ambiente, la flora y fauna propia. Algunas aves visten coloreados plumajes, por si acaso, como este expléndido abejaruco europeo -Merops apiaster- que nos lo muestra con simpatía.
 La viborera -Echium vulgare- mantiene con templanza sus expresivos tonos de color que destacan en el mar de cereales tiernos morañego.
 Otra especie que destaca y asusta a numerosos paseriformes es el alcaudón común -Lanius senator- que se encontraba realizando equilibrios sobre una planta de cardillo -Scolymus hispanicus- que comienza su floración.
Esta planta, la candileja -Thapsia villosa- tiene un enorme atractivo. Esta umbelífera es capaz de atraer a numerosos y variados insectos y sufrirá en breve con los rigores de este deseado, por otra parte, un tanto caluroso verano. Sólo cabe desearos que podais disfrutarlo, naturalmente.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello

1 comentario:

Juan Miguel Casas Cambero dijo...

Pues se intentará disfrutar del verano que nos venga. Eso sí, mientras duren esos vivos colores, nos quedamos con ellos.
Un saludo de 'ojolince y sra.'