lunes, 22 de julio de 2013

culebrilla ciega en La Moraña

Con esta nueva entrada nos acercamos a otra especie de nuestro Territorio Natural, abundante por algunas zonas de la Comunidad así como difícil y esquiva por otras más al norte. La culebrilla ciegaBlanus cinereus- es un endemismo ibérico. Especie termófila que habita la región bioclimática Mediterránea aunque existen en el norte de África pero descritas como otra especie distinta. En la Península Ibérica no se han constatado subespecies pero recientemente se han descrito diferencias genéticas significativas en el cuadrante suroccidental ibérico.
A primera vista se puede confundir con lombrices de tierra por su cuerpo cilíndrico con anillos, pero con escamas regulares visibles y cuerpo más duro. Color marrón uniforme, a veces rosado o gris, zonas blanquecinas entre las escamas y anillos. Longitud hasta 25 cm algo mayores los machos. No hay dimorfismo sexual. La culebrilla ciega por estos lugares castellanos es una especie muy difícil de ver no sólo por su vida subterránea, también, por ser de costumbre crepuscular y ese color marrón que ayuda en la mimetización.
Se ha constatado que bajo una misma piedra puede ser compartida por varios ejemplares. Estos lugares, en algunas zonas sirven también de reproducción, y resulta curioso saber que las hembras tan solo ponen un único huevo, que suele ser grande en cuanto a relación de tamaños, hasta 3 cm.
Se considera como especie no amenazada aunque los cultivos intensivos y la alteración de los medios forestales serían factores negativos para su supervivencia. El hocico es redondeado, los ojos vestigiales bajo la piel apenas son visibles y la mandíbula posee unos dientes visibles .El mordisco de esta culebrilla es muy fuerte, incluso bastante notable, para un ser humano.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: David García López

No hay comentarios: