jueves, 15 de enero de 2015

programa reforesta2 en Arévalo

Galérida Ornitólogos y la reforestación autóctona
La fragmentación y reducción de bosques para su conversión en terrenos agrícolas favorece la disminución de los mosaicos vegetales, auténticos vergeles de variedad genética, existiendo cada vez mayor distancia entre las coberturas vegetales. Estas coberturas siempre se han caracterizado por ser corredores naturales para la polinización y propagación de todo tipo de especies arbóreas y arbustivas.
Desde Galérida Ornitólogos procuramos ayudar poniendo nuestro pequeño “granito de semilla” para poner freno a la desertización provocada por deforestaciones intencionadas. Desde hace unos años regalamos plantas forestales a los propietarios de terrenos agrícolas que quieren colaborar para que refuercen las lindes con plantones autóctonos. En la tarde del pasado miércoles 14 de febrero, repoblamos con 100 plantones de encina -(Quercus rotundifolia Lam.) o según otros autores (Quercus ilex L. subsp rotundifolia)- una parcela situada en el paraje conocido como El Batán en el término municipal de Arévalo y ayudamos al propietario en la faena.
Volviendo o recordando a nuestros orígenes, el ser humano fue haciéndose recolector y sembrador con el paso de los tiempos. Ahora el método es más sencillo, recolectamos semillas en las fechas óptimas de maduración y las distribuimos en bandejas de alveolo forestal para producir los nuevos plantones que se convertirán, con nuestra ayuda, en los árboles de un futuro próximo.
La experiencia está resultando gratificante y los propietarios que han colaborado en este proyecto agradecen estas plantas forestales autóctonas que les proporcionamos cuyos huertos semilleros se encuentran en el mismo entorno. Este hecho favorece que se adapten con mucha facilidad al terreno consiguiendo superar así los baches edáficos estacionales y las variables inclemencias meteorológicas de esta zona. En 2014 conseguimos producir hasta 600 plantones de encina en las instalaciones privadas que nos cede desinteresadamente un miembro de Galérida.
Estos pequeños proyectos favorecen la presencia de un nutrido grupo de aves y pajarillos que se adaptan a los mosaicos vegetales. La biodiversidad de ambientes es el gran reto que tenemos por delante debiendo aprender a compaginarlos entre sí con equilibrio, talento y respeto. Los ornitólogos sabemos que las aves son una importante fuente natural de dispersión de semillas desde tiempos remotos. Siempre han estado aquí.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imágenes: David García & Víctor Coello

No hay comentarios: