sábado, 5 de diciembre de 2015

avutardas en la niebla y + ...

 En días pasados tuvimos un episodio de nieblas, un tanto persistentes, por la cuenca del río Duero. El 14 de novbre. vinieron a La Moraña varios amigos y aprovechamos para salir al campo, pese a las limitaciones visuales, pero estábamos seguros de que disfrutaríamos de todos modos. En San Esteban pudimos intuir la presencia de varios ejemplares de avutarda ibérica -Otis tarda- y si, ahí estaban.
 En esta otra imagen se pueden apreciar mejor una vez aplicada la opción de exposición automática...
 ... y de nuevo una toma original en la que se puede apreciar el tipo de cultivos que atraen a estas aves...
 ... con la opción de exposición automática la imagen adquiere otros colores y contrastes. Sin duda la informática ha revolucionado todo lo relacionado con el "revelado" de fotografías.
 Cambiamos de término municipal y al paso por Moraleja aparecían algunos ejemplares de escribano palustre -Emberiza schoeniclus- entre otros y entre la niebla que aún acompañaba.
 Más adelante descubrimos este extraordinario parasol -macrolepiota procera- con un diámetro en torno a los 30 cm. ¡Todo un hallazgo, sin duda!.
 En esta imagen se puede apreciar su tamaño y dimensiones. ¡Asombrados estábamos!: David García López, Inma, Juan Miguel Casas, del blog "Ojo lince y Sra" que aprovechaba para fotografiar, Javier Aizcorbe del blog: "El oteadero de Javi" y Teresa Antón. Además, Víctor Coello que hacía de fotógrafo para la ocasión.
 Los días de niebla son interesantes para apreciar escenas que cualquier otro día pasan inadvertidas...
 ... así como las gotitas de rocío que aún permanecían en el anillo de la macrolepiota.
 Esta imagen muestra parte del ambiente en el que nos encontrábamos. Bosquete isla de encinas -Quercus ilex L.- y pinos doncel o piñoneros -Pinus pinea L.-, un clásico en estas penillanuras al sur del río Duero y que en tierras abulenses conocemos como Tierra de Arévalo y La Moraña.
 ¡Aún nos deparaban más sorpresas! y disfrutamos, también, con la localización de varios ejemplares del conocido pedo de lobo -Lycoperdon perlatum- sin salir de esta zona forestal. (Lobos haylos, más, es difícil encontrarlos)
 Se puede apreciar el rocío sobre la seta y sobre la vegetación o restos que la rodean.
 Aquí podemos observar el tamaño medio de estos ejemplares...
 ... y en esta imagen el ambiente forestal que ya describíamos anteriormente.
 Otra curiosa imagen con cierta perspectiva...
 ... y más curiosidades que íbamos encontrando en nuestro paseo...
 ... junto a la niebla que nos acompañaba...
 ... aunque no dejamos pasar inadvertido a este ejemplar de águila imperial ibérica -Aquila adalberti- según nos íbamos alejando de estas áreas noroccidentales de la comarca.
 Finalizamos la jornada en la laguna de El Oso donde aprovechamos para reponer calorías y nutrientes. Javier, en su blog, registra bien esas horas finales acompañados de diversos sonidos por las aves que allí se encontraban. Con pocos ánsares comunes -anser anser- en esos días y un grupo de grullas -Grus grus grus- que fueron acercándose al final con los últimos rayos de sol y luces del atardecer. Aquí si pudimos ver el sol y ¡vaya que lo disfrutamos!. Esta tarabilla -Saxicola torquatus- como despedida.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS / Imagen: V.Coello

No hay comentarios: