viernes, 4 de enero de 2019

Ganso del Nilo en La Moraña, Ávila

 El pasado 1 de enero descubría esta pareja de gansos egipcios o del Nilo -Alopochen aegyptiaca- en un pequeño lavajo alambrado en las inmediaciones del casco urbano de Sinlabajos, Ávila. No hace mucho tiempo se vio otra pareja, podría ser la misma, en la laguna de El Oso y se encuentran, también, ejemplares en el embalse del Rosarito que se comparte entre Ávila y Toledo sobre el río Tiétar.
 
Oficialmente, el Ganso del Nilo está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde 2013 (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) por el alto riesgo de generar impactos en la biodiversidad, sin embargo en la ficha oficial se reconoce que se ha comprobado su reproducción en libertad de forma irregular u ocasional, pero que no hay ningún indicio de que se encuentren en proceso de establecimiento. Por su parte, si no me equivoco, SEO-Birdlife está ya preparando una revisión del estado de esta especie en España, en la que eleva el nivel de alerta hasta “casi establecida”. Los principales problemas que ocasiona esta especie se deben a que presentan un comportamiento dominante y agresivo hacia otras aves, lo cual provoca el desplazamiento de especies nativas llegando en algunos casos a la extinción. También algunas investigaciones apuntan al riesgo potencial de contaminación de aguas a causa de sus deposiciones en zonas recreativas, a la posibilidad de convertirse en transmisores de enfermedades como la gripe aviar y al riesgo de colisión con aeronaves. Su expansión también tiene un impacto en la agricultura.

 Leer más.... http://docnatureblog.blogspot.com/2018/08/han-venido-para-quedarse-ganso-del-nilo.HTML

En menos de 20 años ha colonizado el noroeste de Europa, donde está considerado una plaga. Ahora, el ganso del Nilo apunta a la conquista de la península, convirtiéndose en una grave amenaza para las especies nativas y la agricultura, y en un gasto para las administraciones.
Con observaciones cada vez más numerosas en casi todas las comunidades autónomas y en Portugal, el foco más grande de expansión conocido se encuentra en humedales de Extremadura. “En enero de este año se ha observado un grupo de más de 150 ejemplares en el embalse de Alcollarín, en Cáceres. Es el mayor grupo avistado hasta ahora”, señala Javier Prieta, miembro de la Sociedad Española de Ornitología SEO-BirdLife y coautor del último censo científico (2009-2014) de aves de Extremadura, financiado por la propia Comunidad Autónoma.
El ganso del Nilo (Alopochen aegyptiaca) está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde 2013 por el alto riesgo de generar impactos en la biodiversidad. En la ficha oficial  se reconoce su presencia pero no está considerado establecido. Sin embargo, SEO-Birdlife está preparando una revisión del estado de esta especie en España, en la que eleva el nivel de alerta hasta “casi establecida”. La organización conservacionista va incluso más allá: “Estamos valorando considerarla finalmente como especie establecida”, explica David M. Santos, uno de los coordinadores del Grupo de Aves Exóticas. “En Extremadura es donde se está registrando un mayor aumento y una situación más preocupante. Aunque estos datos son escasos y muy poco precisos, la población parece duplicarse cada año”. El censo para Extremadura refleja cómo los registros ascienden vertiginosamente, desde 15 gansos vistos entre 1998 y 2008 hasta 190 de 2009 a 2014, con un bando de más de 100 en el embalse de La Serena (Badajoz). En cuanto a su reproducción, solo existe un caso registrado anterior a 2009, pero en 2014 ya eran siete las localizaciones ocupadas con cría. La ficha que SEO-Birdlife tiene en preparación señala la posibilidad de que el ave se expanda hacia el este siguiendo las cuencas de los dos grandes ríos, Tajo y Guadiana.
 
 En Castilla y León no sabemos qué repercusiones tendrá la presencia ya estable de esta especie al sur de la Comunidad, como tampoco sabemos siquiera si lo tendrán en cuenta los responsables de la gestión del Medio Ambiente de esta Comunidad Autónoma, a la vista de los fracasos estrepitosos en cuanto a gestión de la fauna cinegética y protegida se refiere. Un aval patético que ocasiona graves perjuicios al Patrimonio Natural de esta Comunidad. Son, por desgracia, innumerables los problemas que se acumulan en nuestro ámbito territorial sin que se atisbe un cambio en el modelo de gestión. El ideario y el uso mercantilista del Medio Ambiente Castellano y Leonés tiene estos peajes, unos peajes irreversibles en algunos casos, con consecuencias que no deberíamos seguir permitiendo.
Galérida Ornitólogos Abulenses/imagen. V.Coello

No hay comentarios: