domingo, 11 de enero de 2009

SALIDA DE CAMPO POR LA UNIVERSIDAD

DATOS TÉCNICOS QUE DEFINEN UN PRISMÁTICO
- Aumentos: Primera cifra de definición del binocular, por ejemplo 8 x 32 significa: 8 aumentos; 10 x diez aumentos... Si tenemos, por ej, un ratonero común en un posadero a 160 m de nuestro punto de observación, con unos prismáticos 8 x, lo veríamos al equivalente de 20 m sin prismáticos, mientras con unos 10 x lo veríamos a 16 m.
- Lente de entrada: Segunda cifra de definición del binocular. Cuanto mayor, mayor luminosidad, aunque mayor peso. Es como una ventana en una habitación, a mayor ventana, más luz entra. De este modo, para las lentes de entrada más comunes en ornitología, nos quedan las siguientes superficies de entrada de luz: - x 30 = 706 mm cuadrados - x 32 = 804 mm cuadrados - x 40 = 1256 mm cuadrados - x 42 = 1385 mm cuadrados - x 50 = 1963 mm cuadrados.
- Campo visual: Es el campo que abarca el prismático, generalmente en superficie abarcada a distancia de 1000 m o bien en grados. Para ornitología y observación de la naturaleza, con que ronde los 100 m suele ser suficiente, si bien los usuarios de gafas quizás prefieran opciones de valor superior, al mermar su campo por la utilización de las propias gafas.
- Pupila de salida: Diámetro de la imagen formada sobre el ocular. Su resultado se logra dividiendo el valor de la lente de entrada entre los aumentos. Por ejemplo, en un 8 x 40 , la pupila de salida sería de 40 : 8 = 5. Los valores recomendados son de 4 a 5, pues menos nos dan una imagen pequeña y poco luminosa. Un error que se cita en muchas comparativas es que luminosidad y pupila de salida se dan la mano. Dentro de nuestros márgenes, valores de pupila entre 4 y 5.5 será lo más usual.
- Indice crepuscular: Este valor es el que nos da una idea de la luminosidad del aparato en referencia a los aumentos del mismo. Se haya calculando la raíz cuadrada del resultado de la multiplicación del valor de los aumentos por el de la lente de entrada. Cuanto mayor, más luminosidad: - Para 8 x 32 es de 16 - Para 8 x 40 es de 17.8 - Para 8 x 42 es de 18.3 - Para 10 x 42 es de 20.5 - Para 10 x 50 es de 22.3
- Distancia mínima de enfoque: En estos modelos casi nunca supera los 5 ó 6 m por lo que no hay problema, salvo que se quieran observar insectos o anfibios.
- Peso: El peso ideal no debe rebasar en mi opinión los 800 gr. Ya existen modelos de 8 x 42 y 10 x 42 por menos de 700 gr de construcción muy fiable. Colgarse unos prismáticos de 1.200 gr del cuello no me parece exagerado, máxime teniendo en cuenta los bocadillos que se ven salir a veces de las mochilas los días de campo... El problema de los 1. 200 gr, unido a menudo a los 10 ó 12 aumentos, es que en caso de observaciones prolongadas nos van a pesar los brazos antes que a nadie y se nos van a cansar los ojos debido a no poder mantener a raya las vibraciones.
- Calidad y construcción: En óptica, al contrario que en la moda, donde prima el diseño y a menudo la pijotería, la calidad se paga. Una mayor calidad óptica revierte en mejores observaciones, sobre todo prolongadas o con deficiente luz, mejores y más verdaderos colores... En fin, se define por si mismo. La construcción más robusta también se paga, caso de Zeiss, Steiner o Leica que dan enorme importancia a la robustez y los engomados. Es importante informarse de los materiales que componen el prismático, pues un puente de aleación de aluminio siempre dará mayor ligereza, pero también la da el titanio que es más caro y encarece el producto... si bien lo hace más robusto.
- Aumentos: Por lo general, 8 x . a 10 x. Los 8 aumentos dan observaciones más cómodas. Debemos valorar si comprar 10 x nos va a dar un valor añadido, cuando lo más cómodo es manejarse con 8 x con menos vibración en las observaciones. Esto es muy personal, cada uno decide.
Otras características:
-Relleno de Nitrógeno o Gas argón: Esencial para evitar el empañado, es un aliciente añadido a las ópticas en prismas de techo y algunos pocos modelos de porro.
-Copas retráctiles: Lo último en diseño techo, para hacer más cómodas las observaciones con o sin gafas.
-Correa ancha: Obvio es que facilita el transporte.
-Corrección dióptrica: La hay de dos tipos, la clásica centrada en un ocular y la que se basa en corrección de ambos, sólo disponible en las grandes marcas.
la combinación, en la observación, de unos prismáticos y un telescopio, hará más amenas nuestras salidas de campo, sobre todo con las aves más esquivas.
texto de Javier García y fotografías de Galérida Ornitólogos

No hay comentarios: