viernes, 15 de mayo de 2009

FAUNA DE LA UNIVERSIDAD

SAPO DE ESPUELAS -Pelobates cultripes-
Familia: Pelobatidae (ver)
Anfibio (ver) bien representado por todo el Territorio Natural de la Universidad de la Tierra de Arévalo y en gran parte de la Comunidad Castellano y Leonesa, excepto en las zonas altas de la Cordillera Cantábrica.
Sapo de espuelas y sonidos (escuchar)
Tiene un aspecto rechoncho típico de sapo, con unos llamativos y prominentes ojos, las pupilas están en vertical y posee una piel lisa con pequeñas verrugosidades laterales apenas visibles. En cuanto a coloraciones de piel, presentan un dorso a manchas irregulares, suelen ser de color oliváceo, a veces claro-amarillento y otras veces pardo negruzcos, distinguiéndose hasta tres tipos de coloración. La garganta, vientre y palmas de las patas es de color blanquecino. Esta especie, al igual que el sapo común (Bufo bufo), es marcadamente terrestre, suele habitar lugares donde pueda enterrase. Es una especie cavadora que se halla asociada a suelos arenosos, en zonas abiertas con vegetación mediterránea, encinares o matorrales. También sobre praderas y el borde de zonas cultivadas, sin preferencias en cuanto a la cobertura vegetal. Puede hallarse en pequeñas charcas someras o lagunas sin vegetación, turbias, etc. o en las proximidades dónde va para reproducirse. Su reproducción es mediante acoplamiento lumbar “amplexus”.
Coloración del sapo de espuelas.
Es nocturno, pasa el día enterrado, por las noches caza al acecho, en lugares abiertos, arácnidos, coleópteros, larvas de insectos… En todo momento están expuestos frente a depredadores, y como método defensivo, se hinchan y se quedan erguidos, además de emitir una especie de chillido.
La época reproductiva comienza con las lluvias otoñales del mes de octubre hasta abril. El número de huevos puede alcanzar la cifra de 7000 huevos, y el periodo larvario dura unos 12 días. Tras la metamorfosis, los recién nacidos que miden 4-5 mm tendrán un periodo de crecimiento lento de cuatro meses, una vez adultos, pueden alcanzar hasta los 120 mm. Generalmente, los machos oscilarán entre los 50-80 mm y las hembras sobre100 mm.

Detalle de la espuela.
El nombre que le caracteriza viene dado por unos espolones o excrecencias negras en las patas posteriores, denominadas “espuelas”, con las que se ayudan a la hora de enterrarse entre los 5 y 20 cm. Se trata de un tubérculo metatarsal interno, cornificado. No tiene saco vocal ni excrecencias nupciales. Se desplaza a saltos gracias a sus largas patas traseras.
Se solapa con otras especies como es con el Sapo Corredor (ver), y entre sus depredadores están las Cigüeñas, Garzas, Lechuzas, Milanos y Culebras.
Para algunos investigadores este sapo de espuelas se encontraría en regresión y las causas serían el uso masivo de fitosanitarios y plaguicidas, el arado profundo, ya que se entierran superficialmente y la introducción de peces en charcas. La desaparición paulatina de zonas húmedas y lugares de común encharcamiento facilitan también esta regresión.
Galérida Ornitólogos.
Fotografías de David García.

No hay comentarios: