miércoles, 30 de diciembre de 2009

FAUNA DE LA UNIVERSIDAD

GARZA REAL –Ardea cinerea-
Familia Ardeidae (ver)

La garza real (ver) es un ave, según las citas de que disponemos, que se encuentra en abierta dispersión por todo el Territorio Natural de la Universidad de La Tierra de Arévalo. En estas épocas invernales se aprecia en mayor medida por la llegada, a la península ibérica, de numerosos ejemplares que vienen a pasar la invernada, procedentes de otros países europeos. Su figura es inconfundible tanto en vuelo como en la postura que adopta a la hora de conseguir alimento.
detalle de la figura y del pico en forma de arpón
94 cm y de difícil confusión con otras garzas por su gran tamaño y por su plumaje de tonos grises, blancos y negros. El vuelo es lento y pesado y con las alas oscuras. Es muy característico su vuelo con el cuello bastante encogido.
Su alimentación se compone básicamente de peces que captura en aguas poco profundas, a los que hay que añadir anfibios, reptiles, pequeños mamíferos como topillos en años de plagas e incluso cangrejos. El tipo de alimentación obliga a la garza real a encontrarse en zonas húmedas, frecuentando todo tipo de charcas, bodones, lagunas y ríos. También sobre terrenos encharcados, pastizales o campos de cultivo por su diversidad trófica y es frecuente su observación cerca de los pilones de riego para capturar anfibios o carpas. Para capturar a sus presas, lanza su afilado y característico pico como un arpón. De hecho todas las aves han ido evolucionando adaptando su principal arma trófica dependiendo de que es lo que capturan y en que medio se desarrolla su actividad.
pose en actitud de acecho
Se agrupa para criar en arboledas cercanas al agua ocupando, para nidificar, los sotos fluviales y utilizando también carrizal, pinos e incluso encinas, donde construyen los nidos formando colonias de diferente tamaño. La ocupación de las colonias tiene lugar a finales de enero, siendo febrero y marzo los meses centrales de la reproducción. En este hecho se adelantan a las cigüeñas con quienes comparten una interesante colonia, en el Término Municipal de Maello, junto a las denominadas charcas del Águila, sobre una mata de pinar de pinos piñoneros. Esta especie de avifauna presenta movimientos dispersivos después de la cría, lo que favorece su expansión por todo el Territorio Natural y las provincias limítrofes. Este fenómeno es recíproco por lo que nuestro Territorio se favorece de la expansión originada desde otros territorios.
plumaje adaptado para el camuflaje
Sin lugar a dudas es la especie de ardeida más abundante además de ser muy desconfiada y huidiza. Antes de que la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) de Arévalo iniciara su funcionamiento, era muy habitual la presencia de la garza real en esa zona, conocida como la junta de los ríos Adaja y Arevalillo, por la cantidad de restos y residuos presentes y que eran objeto de su interés. La puesta en marcha de la EDAR y los trabajos de acondicionamiento del área de policía, del cauce de ambos ríos, ha supuesto una transformación importante. El acondicionamiento que realiza una contrata de la CHD (ver) (Confederación Hidrográfica del Duero) sólo supone la corta de matorral y árboles de ribera y entendemos que no está correctamente diseñada al carecer de criterios fiables de conservación de las especies autóctonas ribereñas. Como aspecto positivo podemos destacar, “entre comillas”, la accesibilidad ahora existente, lo que puede generar más posibilidades de uso y tránsito y un mayor desajuste y degradación ambiental, al estar contemplados los cauces como meros corredores lineales. Ejemplos tenemos. La gestión que realiza el Ayuntamiento de la zona conocida como La Pesquera o La Isla, es patética. Hay ocasiones en que debemos priorizar la conservación de ciertas áreas, de interés ambiental, sobre el libre tránsito, sobre todo cuando éste se realiza sin control, debiéndose tener en cuenta que no se puede seguir manteniendo, este tipo de espacios, sin medidas correctoras que aminoren los efectos adversos, para una conservación óptima. La gestión ambiental municipal es, simplemente, un esperpento.
Galérida Ornitólogos
Fotografía: David García

No hay comentarios: