miércoles, 16 de junio de 2010

ENVENENAMIENTOS EN LA MORAÑA; PEOR, IMPOSIBLE

SEO pide que se cierren los cotos y se aumente la vigilancia
Dos águilas imperiales más envenenadas en La Moraña

María Cuenca
Otros dos ejemplares de águila imperial ibérica, una especie en peligro de extinción, han aparecido muertos en La Moraña. Y el motivo, de nuevo, los cebos envenenados.
Las aves se encontraron la pasada semana en Mingorría, según ha informado SEO/BirdLife, y con estos serían cinco los ejemplares de esta
especie que han sido envenenados en los últimos meses en la comarca: a principios de abril ya se encontraron dos águilas y otras especies en Riocabado y Pozanco, y, unas semanas más tarde, un águila y dos milanos reales en El Oso.
En aquel momento la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila ya anunció que se estaba estudiando establecer una veda total en La Moraña y que se habían puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía, aunque los cotos de la zona siguen preparando su temporada de caza y la Junta tampoco ha informado de que se hayan producido más casos de envenenamiento de aves protegidas.
Según SEO/BirdLife, al menos 50 ejemplares de especies amenazadas han muerto este año envenenadas en Castilla y León, entre ellos siete águilas imperiales, trece milanos reales, un buitre negro, cinco buitres leonados y un lobo.
Desde la organización ecologista se alerta de que “un único episodio masivo de envenenamiento puede arruinar muchos años de recuperación de una población de una especie y la gran cantidad de recursos humanos y económicos invertidos en ello por toda la sociedad”.
Cierre de cotos de caza
Es por ello que exigen a la Junta que apruebe de forma urgente el plan de lucha contra el veneno en la región, que aumente la vigilancia por parte de los celadores de medio ambiente en La Moraña, que se realice una campaña de concienciación y que se promueva la suspensión de las actividades cinegéticas en las zonas en las que se ha detectado veneno, además de declarar el corredor del Adaja y su entorno como Zona de Especial Protección para las Aves por la importancia que tiene para la conservación del águila imperial ibérica.
También piden al Seprona que incremente la vigilancia en las zonas más conflictivas, especialmente en La Moraña, y que se incrementen los esfuerzos de investigación para identificar a los responsables; a la Delegación del Gobierno que se aumente la presencia de efectivos de la Guardia Civil en la comarca; y a los juzgados y a la Fiscalía que ordenen la práctica de las diligencias necesarias para identificar a los responsables de los envenenamientos. -+INFORMACIÓN-

No hay comentarios: